Contenidos

Nuestra empresa tiene una serie de interacciones con los clientes y deja una huella en cada caso: sean manuales técnicos, fichas de seguridad o promociones y ofertas, todos estos son ejemplos de contactos que tenemos con el cliente. Y no podemos dejar pasar ni uno sólo, sea la visita del comercial o la llamada del administrativo para el cobro de una factura, para reforzar la imagen de nuestra empresa.

Esto no sólo se aplica en el entorno on-line. Cada punto de contacto (por teléfono, por email, en servicio post venta, etc.) debe ser consecuente con el mensaje que queremos transmitir. Y, en la medida que toda la organización esté alineada, formada y con capacidad para dar un apoyo al cliente, esto se podrá conseguir y lograr que ese mensaje sea positivo siempre.