B2B Consulting

Somos una consultora especializada en pequeñas y medianas empresas en entorno B2B, es decir cuyos clientes son otras empresas: industriales, de servicios logísticos, etc.

Sabemos que el tiempo es un recurso escaso, por lo que ofrecemos maximizar resultados con la menor inversión posible y liberando recursos para que no se pierda el enfoque en el negocio.

Conocemos de primera mano el esfuerzo necesario para lograr proyectar la imagen que la empresa necesita, y sabemos que las empresas B2B tienen unas realidades y requisitos particulares. Aquí es donde entra el “Marketing Industrial”.

Estrategia –

Todas las empresas necesitan proyectar una imagen, necesitan estructurar sus esfuerzos de marketing y ventas y ser capaces de lograr eficientemente convertir prospectos en clientes. Para ello, es necesario hacerse algunas preguntas que no por elementales no son importantes… y a menudo difíciles de responder!

Todo empieza con la misión y visión de la empresa, cuáles son sus objetivos y en función de ello, la definición estratégica de hacia dónde quiere ir. Nos tenemos que preguntar cuáles son los puntos fuertes de que dispone, cuál es su ventaja competivia (USP), hacer un análisis de su mercado, etc. Sobre todo, quién es el cliente, qué necesidad le solucionamos y cómo podemos anticiparnos.

Sólo en la medida que la organización sea capaz de ofrecer valor al cliente y satisfacer una necesidad, podrá tener éxito. El cliente tiene que estar en el centro de la cultura empresarial.

Una vez tengamos respuestas a estas preguntas básicas, podremos construir una estrategia eficiente.

Imagen Corporativa –

Si es cierto que los medios tecnológicos actuales facilitan que la imagen de nuestra empresa llegue más rápido a más clientes, también es cierto que multiplica el riesgo que lo que llegue sea una imagen que no sea coherente y que confunda a nuestros clientes.

La imagen de la empresa es un concepto subjetivo, intangible, que se va formando en las mentes de las personas. ¿Qué personas? En sentido amplio, hablamos de “stakeholders” (que podría ser traducido como partes interesadas): todas aquellas personas que tienen un contacto con la empresa y que pueden incidir en la imagen de la empresa, activa o pasivamente.

Comenzando por nosotros mismos, los empleados de la propia compañía, que somos los primeros responsables de hacer un uso correcto de la marca y de las políticas de imagen; los proveedores; los clientes; las instituciones públicas y privadas; la prensa; ONG’s; etc. Todas estas partes contribuyen a crear o modificar la imagen que tienen en sus mentes de nuestra empresa.

Marketing Digital –

¿Cómo sabe un cliente potencial de la existencia de su negocio? ¿Lo buscará en la red? Gracias a las nuevas tecnologías, los clientes tienen mayor capacidad que nunca antes para buscar y comparar. El cliente B2B, en este sentido, se comporta como el cliente B2C: se informa primero y compra después.

Es por eso que su empresa necesita ser encontrada en la red, fijar sus objetivos y definir una estrategia digital. Tengamos presente siempre que el medio digital es omnipresente, sí, pero cada empresa necesitará decidir qué es lo que tiene que hacer, siempre en función de sus objetivos.

Contenidos –

El mensaje a transmitir sobre un producto o servicio industrial no sólo debe ser muy técnico y orientado a las cualidades de nuestro producto o servicio. También debe ir de la mano de aquellos valores que queremos resaltar de nuestra marca. El cliente también valora estos aspectos e influyen en su decisión de compra final. Todo tiene que ir alineado para dar el mensaje coherente que deseamos.

  • Catálogos, folletos y fichas técnicas de producto.
  • Manuales de instrucciones y guías.
  • Mailing / e-mailing.
  • Anuncios.
  • Notas de prensa y publirreportajes.
  • Presentaciones.
  • Promociones y ofertas, online y offline.
  • Merchandising.